El nacimiento y desarrollo de Corazones del Cibao está ligado al desarrollo de la cardiología en la segunda mitad del siglo XX. La  cardiología y la cirugía cardiovascular avanzaban a pasos de gigante en el mundo desarrollado y en algunos países de América Latina.

En la República Dominicana, específicamente, en Santo Domingo; desde los años sesenta, grupos de especialista en cardiología y en cirugía cardiovascular iniciaron varios programas de cirugía incluyendo salas de cateterismo diagnóstico y cirugía cardiovascular,   logrando buenos resultados y muchos perduran hasta la actualidad.

En el 1978 se inicio el primer programa de cirugía cardiovascular y de hemodinámia en el recién construido, Hospital Regional José María Cabral y Báez, pero este programa se quedo estancado en sus inicios por múltiples razones; entre las que hay que resaltar la eterna concentración de recursos y centralización de servicios que siempre ha favorecido a la Capital de la República

En el año 1995 en Santo Domingo; se realizaron las primeras angioplastias percutáneas y colocación de stents y los primeros casos de cateterismo intervencionista en cardiopatías congénitas lo que inicia una nueva etapa de la cardiología moderna en el país.

En Santiago y en la región del Cibao continuábamos en la misma situación hasta el año 1998 cuando comenzamos a intercambiar ideas con cardiólogos de adultos sobre la necesidad de formar un grupo de trabajo que lograra la meta de un centro con capacidad para realizar cateterismo diagnóstico y terapéutico y cirugía cardiovascular de forma continua en Santiago. Después de varias reuniones con los cardiólogos que mostraron interés en lo que hasta ese momento era un sueño, definimos este centro como un lugar que cumpliera nuestro objetivo, incluyera a todos los cardiólogos e internista de la región.

De las reuniones y contactos iníciales surgió en mayo del 1998 un comité gestor formado por los doctores cardiólogos Francisco Jiménez Guilamo, Santiago García, Rafael López Luciano  y quien escribe, Juan Ramírez Taveras; ese comité tenía la misión de elaborar la estrategia para que en los siguientes 18 meses se estableciesen las bases para dar inicio al proyecto.

El 10 de agosto del año 1999 quedo constituida la compañía compuesta por 46 accionistas número que luego fue aumentado ya que se hizo necesario buscar nuevos inversionistas no médicos para completar el capital necesario para la adquisición de equipos. El nombre elegido para el proyecto fue “Corazones del Cibao” con el lema “Cuidamos el Centro de la Vida”.

El primer cateterismo se realizo el 8 de abril del 2000; siendo el primer estudio hemodinámico realizado en un centro privado de la región del Cibao convirtiendo a Corazones del Cibao en pionero de la hemodinámia en nuestra región. Desde entonces y hasta la fecha ha sido un servicio permanente las 24 horas del día y los 365 días del año; donde se han realizado más de 11,645 estudios hemodinámicas los que nos coloca como uno de los centros de mayor experiencia en el país en esta área. Este servicio de hemodinamia se ha mantenido como un centro de actualización constante, centrado en la calidad, en una atención humanizada y eficiente.

Otro programa de gran trascendencia es el programa de cirugía que ha cultivado 13 años de éxitos y desarrollo constante, siendo Corazones del Cibao el único centro en la región con un equipo humano de cirugía cardiaca permanente en sus instalaciones, condición indispensable para cualquier servicio de hemodinámia  que cumpla con los requisitos de habilitación; nuestro equipo ha realizado más de 1,300 cirugías cardíacas congénitas y adquiridas y de revascularización coronaria.

En el 2002 el consejo directivo de Corazones del Cibao antes la situación de que muchos pacientes sobre todo niños con cardiopatías congénitas acudían a nuestro servicio con recursos económicos muy limitados y sin seguro de salud y le era imposible cubrir los costos del tratamiento decidimos crear. “La Fundación Corazones del Cibao”  que desde entonces ha trabajado principalmente con niños cardiópatas que provienen de toda la región del Cibao, del país y de Haití; hemos recibido apoyo de recursos y equipo humano  mediante  una alianza con el Hospital Infantil Universitario DR. Arturo Grullón, Rotary International, Club Rotario Santiago Monumental e International Children’s Heart Fundatión (ICHF), hemos desarrollado un hermoso programa de cirugía cardioinfantil en el que sin ningún casto para esta familias se han tratado por cirugía y cateterismo intervencionista 1,535 niños de todas las edades y con todo tipo de cardiopatías congénitas que de no recibir el tratamiento adecuado morirían a temprana edad; lo que es un verdadero regalo de vida para estos niños. En este programa hemos sido pioneros en el país en la realización de cirugías  correctiva en neonatos  con transposición de grandes arterias y otras cardiopatías complejas.

Han transcurrido 14 años desde  nuestro nacimiento, nuestra misión de producir un cambio en la atención de los pacientes  con enfermedades cardiovasculares se ha logrado; hemos sido pionero en la creación de un programa de hemodinámia y cirugía –cardíaca para la región; hemos sido perseverantes y ponemos pasión en ofrecer un servicio de calidad a nuestros usuarios manteniendo la actualización tecnológica, adaptándonos a los cambios en los servicios de salud que ha implicado la implementación de la Seguridad Social en nuestro país. Manteniéndonos en la preferencia de la población.

Estamos  satisfechos y orgullosos de nuestros logros. Dejamos a la generaciones medicas  futuras un legado que continuaremos engrandeciendo con nuevos logros porque creemos en que nuestro futuro  estará lleno de éxitos.